Soluciones ERP: Pilares tecnológicos de la PYME

Avatar

Cualquier organización que no se mantenga alineada con la tecnología no hará nada más que perder clientes, y poco a poco (o repentinamente) acabará desplazada del mercado. El motivo es evidente; desde los años 80 hemos asistido a un crecimiento sin precedentes de las TIC y de su progresivo grado de influencia en las organizaciones. La competencia lo sabe y las emplea como una ventaja competitiva.

Consecuencia: para adaptarse a la transformación digital, competir en un mercado globalizado y sobrevivir en el actual entorno económico (VUCA) hay que entender que un sistema ERPes un pilar imprescindible.

ERP, TRANSFORMACIÓN DIGITAL Y GLOBALIZACIÓN.

El nuevo entorno económico, caracterizado por la globalización y la transformación de las economías industriales, ha enfrentado empresas y directivos a nuevos retos. Las PYME actuales se ven obligadas a competir en un entorno cada vez más competitivo y globalizado. Una forma de enfrentarse a este entorno es disponer de procesos de negocio efectivos, así como procesos de toma de decisiones que estén soportados por información completa y de calidad en tiempo y forma.

En este sentido, los ERP proporcionan una visión integral de los principales procesos, al tiempo que rompen con los cotos de información departamentales, lo que permite mejorar la gestión empresarial y explotar ambos factores. Todo ello hace que los ERP jueguen un papel cada vez más estratégico en pleno proceso de transformación digital. Un proceso en el que las empresas incorporan tecnologías que tratar de hacer su negocio más eficiente, más competitivo y vislumbrar nuevas oportunidades.

BENEFICIOS DE UN ERP.

Mucho ha llovido desde los años 80, donde los ERP nacieron como herramienta de logística militar. Y a pesar de su orientación inicial a grandes compañías, los ERP son (o deberían ser) una parte fundamental de cualquier empresa, con independencia de su tamaño. De hecho, a lo largo de las últimas dos décadas la implantación de sistemas ERP han sido uno de los fenómenos más sobresalientes a nivel de sistemas de información en todo el mundo.

Los ERP proporcionan beneficios a todas las áreas de una empresa. Beneficios que van desde la toma de decisiones hasta el aumento de la productividad, y que es posible describir dar cabida-en cinco dimensiones.

La primera dimensión tiene que ver con la organización y estructura de la empresa. En este aspecto, un ERP permite apoyar estructuras organizacionales superiores, así como la creación de culturas más disciplinadas y efectivas. Estructuras capaces de cruzar fronteras ya sean geográficas o de unidades de negocio, consiguiendo que todo el personal haga uso de la misma información y procesos.

En segundo lugar, podríamos hablar de una dimensión administrativa. En este sentido, los ERP permiten automatizar muchos procesos administrativos y transacciones esenciales, así como otros relativos a la creación de informes multi nivel o integrados, datos estadísticos, así como balances que permiten tomar decisiones y aplicar estrategias basadas en información fiable y actualizada.

La tercera dimensió té a veure amb la tecnologia; un ERP proporciona un sol entorn i plataforma tecnològica per a tot el sistema d’informació de l’empresa. Tota la informació relativa als processos clau del negoci són integrats dins un sol repositori, el que garanteix la qualitat i consistència de les dades.

La cuarta dimensión hace referencia a las capacidades del negocio. Un sistema ERP permite llevar a cabo todos los procesos operativos de una forma más efectiva gracias a la planificación de las compras y de la producción, así como una visión clara de los costes y la medición del grado de eficiencia de los proveedores. El ERP permite integrar y cuantificar todo el proceso de producción orientando la organización al cliente y dar respuesta a sus necesidades y requerimientos, analizar la posibilidad de nuevos productos y / o servicios y entregar un alto valor añadido a los clientes.

Tus clientes más infelices son tu fuente de aprendizaje más grande”.

La última dimensión es la estratégica. Las TIC hace tiempo que representan una fuente de ventajas competitivas para las empresas. En este sentido, un ERP puede apoyar el crecimiento de la empresa, a la generación de innovaciones de negocio, a un liderazgo en costes, a la diferenciación de producto, así como la construcción de sinergias y alianzas con clientes y proveedores.

Pero si hablamos de transformación digital, personalmente añadiría dos factores más: la movilidad y los empleados. La razón es que la transformación digital exige a las empresas un alto nivel de eficiencia. Un ERP es capaz de ofrecer capacidades móviles de forma que los empleados dispongan de acceso a la información y llevar a cabo sus procesos en cualquier lugar y momento. Un ejemplo es Sage Catalogo, una solución de software que permite presentar los productos y servicios de forma interactiva, hacer pedidos, planificar tareas y acceder a los datos de los clientes, todo desde una tableta digital.

El otro factor son los empleados. El capital humano de cualquier empresa es lo que realmente establece la diferencia en el mercado. Su grado de compromiso así con las herramientas y la información de que disponen son claves. Un ERP les aporta una visión estratégica del negocio, así como una sólida guía de procesos que favorece la transformación digital y el crecimiento de la empresa.

TENDENCIAS DE FUTURO.

Internet y la transformación digital son dos retos a los que cualquier ERP, y los actores implicados, debe hacer frente. Sin embargo, mi experiencia hemos demuestra que la preocupación de muchas empresas y de sus responsables sigue siendo el de conseguir una implantación correcta. El motivo no es de carácter técnico, sino del cambio de filosofía que conlleva y que requiere de un programa de gestión del cambio (a menudo inexistente).

Implantar un ERP no es una cuestión de sistemas de información, sino que es un aspecto ligado directamente a la estrategia de negocio “.

Un estudio de IDC afirma que el próximo paso en la evolución de los ERP serán los sistemas inteligentes (i-ERP), un nuevo paradigma capaz de seguir la estela de la transformación digital. Se trata de sistemas que se basan en tres ejes fundamentales: proporcionan una experiencia de usuario conversacional y de asistencia, la automatización de procesos extendidos y conjuntos de datos curados, acompañados por acceso en contexto.

Estos ERP harán uso del cloud computing, el aprendizaje automático así como del análisis predictivo para gestionar los datos. De hecho, según el informe Cloud Computing Primer for 2017, de la consultora Gartner, el cloud ha dejado de ser una tecnología disruptiva para convertirse en un enfoque viable para la mayoría de las empresas.

Otra tendencia y preocupación será la seguridad de los datos a todos los niveles, sin duda uno de los grandes temas que toda organización deberá extremar.

Desde EIO somos conscientes de que una solución ERP representa la primera etapa de la transformación y su futuro pasa por combinarse con las tecnologías disruptivas de la transformación digital: Mobile, Cloud, Social Media y Big Data.

Si tienes alguna duda o necesitas asesoramiento a EIO estaremos encantados de atenderte, sin ningún compromiso.

En aquest web processem dades personals com, per exemple, les dades de navegació. Si segueix navegant pel nostre web, EIO i altres companyies seleccionades podran instal·lar cookies o accedir a informació no sensible del teu dispositiu amb l'objectiu de personalitzar continguts i elaborar estadístiques. Pots configurar les preferències de privacitat ara o en qualsevol moment accedint a la nostra política de privacitat. Més informació,

ACEPTAR
Aviso de cookies
trabajo en equipoinfografía gdpr